Morosos en Comunidad de Propietarios

Morosos en la Comunidad de Vecinos

Morosos en Comunidad de Propietarios

Los morosos en las Comunidades de Vecinos son un grave problema. Este problema se hará todavía más grande si la Comunidad es pequeña, ya que los gastos que se tengan que afrontar se tendrán que repartir entre el resto de propietarios.

Ante cualquier impago es importante actuar de inmediato, pero siempre en base a lo que dicta la ley.

Si en vuestra Comunidad estáis en esta situación podéis seguir leyendo para saber qué hacer en este caso tan delicado.

¿Quién es un moroso?

Un moroso es aquel que no se ha puesto al día con los pagos a la Comunidad. La deuda que se ha contraído podría ser derivada del impago de las cuotas (gastos ordinarios) o derramas (gastos extraordinarios); siempre y cuando hayan sido aprobados debidamente.

Si algún vecino no está de acuerdo con un gasto en cuestión tendrá que exponer sus argumentos en la junta de vecinos. No obstante, si se ha aprobado, el vecino podrá reclamar vía judicial, pero mientras tanto tendrá que hacer frente al pago. Más adelante un tribunal podría anular el acuerdo, en cuyo caso, la comunidad de propietarios estará obligada a devolverle la cuantía.

Consecuencias de ser moroso

Morosos en Comunidad de Propietarios

Un moroso podrá asistir a las juntas de la Comunidad, pero perderá su capacidad de voto y de decisión, no pudiendo impugnar los acuerdos ante un juez.

Además, las comunidades de propietarios podrían reclamarle las deudas iniciando un proceso monitorio.

¿Se puede prohibir a los morosos el uso de los servicios de la Comunidad?

Es crucial seguir la ley de forma estructura a la hora de reclamar las deudas a un moroso. Siempre hay que evitar aquellas medidas que los morosos puedan llegar a identificar como una coacción, ya que, incluso, podría iniciar acciones legales contra los demás vecinos.

Para saber si se les puede prohibir el acceso a ciertos servicios de la Comunidad, cómo puede ser a una piscina, habrá que echar un vistazo a los estatutos. Si existen cláusulas que impongan esta restricción, entonces sí que se les podrá prohibir el acceso a ciertas zonas.

No obstante, conviene ir con cuidado en este punto: estas medidas nunca deben de ser impuestas a la fuerza.

¿Cómo se le reclama la deuda al moroso?

Una vez que el impago se ha comprobado, la comunidad hará un requerimiento de pago fehaciente (lo más común es usar un burofax). El moroso hace caso omiso a este requerimiento, entonces se seguirán estos pasos:

  1. Aprobación de la junta para reclamar la deuda de manera judicial.
  2. Comunicación de los acuerdos a todos los vecinos.
  3. Presentación de la demanda ante el juez.

Habrá que tener en cuenta que los gastos del proceso los pagará la Comunidad hasta que el juez haya tomado una decisión.

Estos son algunos datos importantes sobre morosos en la Comunidad de Propietarios.

Administración de Fincas y Comunidades de Propietarios

Logo AF Administradores de Fincas

Desde AF Administradores contamos con un servicio de administración de fincas en Marbella. En AF Administradores de Comunidades contamos con un servicio profesional y un equipo de administradores de fincas.